Los pedos ayudan a controlar la presión sanguínea

Por | 2 septiembre, 2009

Un reciente estudio acaba de revelar que las células que rodean los vasos sanguíneos hacen que los gases que se expulsan del cuerpo, mantengan en niveles bajos la presión de la sangre y prevenir así la hipertensión.

De esta forma, gracias a los malolientes gases el cuerpo controla la presión sanguínea. Según informa LiveScience.com., las recientes investigaciones encontraron que las células que rodean los vasos sanguíneos en los ratones hacen que los gases que expulsan, que no son otra cosa sino sulfato de hidrógeno, mantengan la presión de la sangre de esos animales en niveles bajos para prevenir así la hipertensión.

“Este mismo gas es sin lugar a dudas producido también en las células que rodean los vasos sanguíneos de los seres humanos”, aseguraron los especialistas.

Salomón H. Snyder, doctor en neurociencia del instituto John Hopkins y coautor del estudio, dijo que ahora que conocer el papel que juega el sulfato de hidrógeno en la regulación de la presión sanguínea, “será posible crear drogas que incrementen su formación como una alternativa a los actuales métodos para los tratamientos de la hipertensión”.

Así que si quieres tener una presión sanguínea correcta, a eliminar sulfato de hidrógeno rápidamente se ha dicho, aunque se recomienda que antes de ello te asegures que no haya personas en las proximidades. Ahora falta comprobar si también ayudan a evitar la combustión humana espontanea.

Por cierto, se calcula que cada persona se tira una media de 14 pedos al día, lo que equivale a un litro de gas, así que el planeta se lanza unos 84.000 millones de pedos al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *