El sueño cumple una función importante durante momentos de crisis y estrés

By | 14 diciembre, 2011

En momentos críticos como el que nos toca vivir en la actualidad se necesita más que nunca de un buen descanso nocturno que dé energías y claridad mental para afrontar el nuevo día. El Dormir es una actividad absolutamente necesaria e irremplazable, es el único mecanismo del que dispone nuestro CEREBRO para recuperarse.

Recuerda:

  • Durante la noche no podrá resolver sus problemas, utilícela para dormir y recuperarse.

Debes saber que:

Es habitual que durante situaciones de crisis donde la Ansiedad y el Estrés son elevados, mucha gente puede experimentar por primera vez alteraciones del sueño o agravar las ya existentes. Éstas pueden manifestarse durante la noche como:

  • Dificultad para iniciar el sueño
  • Despertares frecuentes
  • Pesadillas reiteradas
  • Despertar precoz por la mañana
  • Sensación de sueño no reparador durante el día en forma de Somnolencia y Fatiga.

Los Niños también están afectados por estas alteraciones y los padres deben estar atentos a sus manifestaciones. La falta de sueño o un sueño de mala calidad, trae aparejadas consecuencias que veras reflejadas al día siguiente:

  • En su estado de ánimo: irritabilidad, ansiedad, depresión, pánico, aislamiento.
  • En las funciones cognitivas cerebrales: falta de atención, concentración, olvidos.
  • También en áreas como el apetito (aumento o disminución), disminución de la actividad sexual, dolores musculares,etc.

Los siguientes son algunos consejos simples que si los aplica, te ayudarán a dormir mejor:

Intenta mantener horarios regulares de sueño. Tanto al acostarse como al levantarse. Nuestro cerebro esta preparado para conciliar el sueño entre las 24hs y la 1hs. Si nos pasamos de hora costará más dormirnos. Esto incluye a los niños, aunque estén de vacaciones.

Realiza algún ejercicio suave durante el día, ayuda a la relajación necesaria antes del sueño. Preferentemente al medio día o media tarde, aunque sólo salga a caminar.

Reduce o suprime la cafeína, presente en el café , té, mate, chocolate, bebidas cola, a partir de las 16hs (sí, puedes ingerir productos descafeinados). La cafeína no solo atrasa la llegada del sueño, sino que provoca numerosos despertares nocturnos, aunque no los recuerdes y te impide dormir bien.

Las pesadillas suelen incrementarse en situaciones de crisis o estrés, especialmente en los niños pequeños. Intenta tranquilizarlos y reafirmar el hecho de que es sólo un mal sueño. Puedes ayudar a tu hijo u otro familiar pequeño a minimizar el número de episodios, cambiando la TV nocturna y los juegos violentos de los vídeos por la lectura de un cuento o el relato de una historia tranquilizadora antes de dormir .

Olvida los problemas a la hora de dormir. Salvo que hayas decidido no pegar un ojo, la cama no es el sitio mas adecuado para pensar en los problemas y angustiarse. Recuerda que te espera un día intenso y debes recargar sus pilas brindándote la oportunidad de un sueño reparador. Para lograrlo existen algunas técnicas de relajación simples que te ayudarán a desconectarse. Si intentas llevar a la práctica estos simples pasos habrás comenzado el camino que lo llevará a ganarle la batalla al insomnio y hará que su sueño sea reparador.

Para finalizar el tema te recomiendo que no te automediques.

Si persisten los síntomas por más de una semana consulta con tu médico de cabecera o recurre a un especialista en Medicina del Sueño .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *